Así como lo haces en tus vacaciones, durante las reuniones familiares o en las salidas con amigos, tomar fotos es una forma de capturar el momento que estás viviendo para disfrutarlo muchas veces más en el futuro, ¿Por qué no hacer lo mismo con tus avances durante el progreso que te acerca a la forma física de tus sueños? 

Ser fitness es un estilo de vida. Llevar un registro de tu antes y después, mientras acentúas lo que amas de tu cuerpo y cambias lo que antes no te gustaba tanto, es positivo tanto para ti como para quienes te rodean, pues sin duda ver tu antes, tu durante y tu después de ir al gym te llenará de orgullo, al mismo tiempo que inspiras y motivas a los demás a cuidar su cuerpo. 

¿Qué sientes cuando ves una imagen de fitness tomada en el gym? Seguro admiras a esas personas que, con esfuerzo, dedicación y disciplina han logrado sacar lo mejor de sí mismas. Pero, aunque es natural admirar las fotografías de acondicionamiento físico, muchas de ellas son profesionales, por lo que probablemente has notado que es difícil lograr las mismas tomas con tu celular o cámara personales. 

Te tenemos noticias: ¡Sí se puede! No es exclusivo para entrenadores, modelos o atletas; tú también puedes dar a conocer tu progreso sin morir en el intento. Para ayudarte a lograrlo, te enlistamos los 5 tipos de fotografías que, sí o sí, debes tomarte en el gimnasio. 

1. Foto con tu outfit de gym: Para realizar prácticamente cualquier actividad, es necesario tener motivación, y, siendo sinceras, pocas cosas nos motivan más que estrenar un outfit de pies a cabeza; incluso si es para ir al gimnasio. No hay mejor forma de compartir en tus redes que te has inscrito en el gimnasio que modelando esos zapatos, pantalones y top deportivos que elegiste especialmente para tener suerte en tu primer día. Puedes hacerlo frente a un espejo de cuerpo completo en el baño, o frente a uno colocado en uno de los primeros aparatos que vayas a entrenar. ¡Prepárate para recibir comentarios y mensajes de buena vibra!

2. Foto de los primeros resultados: Cuando tu entrenamiento tiene el objetivo de la definición de músculos y estás notando los primeros resultados visibles, es momento de presumir al mundo tus piernas, tu abdomen, tus brazos y/o tu espalda. La foto que logres con este propósito depende cien por ciento de tu personalidad, puedes ser tan abierta o sutil como desees. En cualquier caso, comparte con orgullo los resultados de tu constancia, ¿Qué tal si lo haces con una selfie en la que tu sonrisa logre reflejar la armonía y la felicidad que estás sintiendo?

3. Foto de tu práctica favorita: Crossfit, spinning, yoga, natación e incluso tus clases de baile fitness; no importa cuál sea tu práctica favorita, asegúrate de captar este momento en una buena fotografía. Por tratarse de una toma en la que preferentemente debes estar en acción, pídele a tu coach o a alguien presente en el gimnasio que te capture dándolo todo. Visualizarte cuidando tu cuerpo mientras realizas una actividad que realmente disfrutas te brindará una enorme motivación, y si las subes a tus redes, los cumplidos están garantizados.

4. Foto del antes y después: A diferencia del registro de tus primeros resultados en el gym, la foto del antes y después se toma cuando prácticamente has logrado tus objetivos; es decir, cuando alcanzaste tu peso ideal, o cuando tus músculos y tejidos son tan definidos y fuertes como lo trazaste en tu plan de entrenamientos. Para lograr esta foto, es necesario que busques en tus archivos la imagen del día que iniciaste tu proyecto de transformación, y hagas un collage con tu foto actual. ¡Disfruta el cumplimiento de tu meta!

5. Foto en equipo: Si tienes un partner gym, ¡Presúmelo! Ese amigo o amiga que tanto te ha motivado, apoyado y compartido consejos para no desistir en su estilo de vida también merece algo de reconocimiento. Pueden hacerse una foto entrenando juntos, una foto con pose frente al espejo antes o después de sus rutinas.

29 agosto 2022 — Skywox MX