Si amas sudar la camiseta en el gimnasio, salir a correr o disfrutar de deportes al
aire libre, seguramente tienes en tu clóset un arsenal de ropa deportiva de alto
rendimiento. ¡Admítelo! Es normal, al final de cuentas, ¿quién puede resistirse a
esos diseños modernos y tecnológicos que nos hacen sentir como superheroínas?

Pero, ¡alto ahí! Antes de que te lances a la acción, necesitas saber cómo cuidar
adecuadamente tu ropa deportiva para que te dure mucho más y sigas luciendo
genial en cada entrenamiento. ¡No te preocupes! Te compartimos algunos consejos
prácticos para mantener tus prendas siempre en óptimas condiciones.

1. Lavado con cariño: Lo primero que debes tener en cuenta es que tu ropa
deportiva no es como cualquier otra, pues está diseñada con tejidos técnicos que
absorben la humedad y ayudan a mantenerte seca y cómoda, por lo que el lavado
regular podría dañar estas propiedades. Lo mejor es darle un tratamiento especial.

2. Voltea al revés: Antes de meter tu ropa deportiva en la lavadora, gírala al revés.
Esto ayudará a proteger los estampados, tejidos y colores, ya que estarán menos
expuestos al roce y la fricción en el tambor de la máquina.

3. Lava en frío: La temperatura del agua es crucial. Lo mejor es lavar tu ropa
deportiva en agua fría, ya que el agua caliente puede dañar las fibras y reducir la
elasticidad de los tejidos. Además, el agua fría es más suave con los colores.

4. Usa detergente suave: Utiliza un detergente suave y, si es posible, sin fragancias
ni colorantes. Los detergentes fuertes pueden afectar la elasticidad de las fibras y
reducir la eficacia de las tecnologías de absorción de humedad.

5. Evita el suavizante: El suavizante de telas es un enemigo de la ropa deportiva de
alto rendimiento, ya que puede dejar residuos que obstruyen las fibras y reducir la
transpirabilidad. En su lugar, utiliza bolas de secado si deseas suavizar la ropa.

6. Lavado a mano: Si quieres maximizar el cuidado, considera lavar a mano tu ropa
deportiva. Esto te permitirá un control total sobre el proceso y evitará cualquier daño que una lavadora pueda causar.

7. No uses cloro: El cloro es un enemigo mortal para tus prendas deportivas así que
nunca, ni por equivocación, lo uses, ya que puede corroer las fibras y desteñir los
colores.

8. Secado suave: Cuando saques tu ropa de la lavadora, no la retuerzas. Mejor,
presiona suavemente para eliminar el exceso de agua y, luego, cuélgala para que
se seque al aire. También, evita la exposición a la luz solar directa, ya que puede
desvanecer los colores.

9. No la estrujes: Al guardar tu ropa deportiva, no la estrujes o dobles en exceso.
Esto puede causar pliegues permanentes y dañar las fibras elásticas. Mejor, dóblala
con cuidado.

10. Cuidado con los zíper y velcros: Las cremalleras y las cintas de velcro pueden
engancharse en los tejidos de tu ropa deportiva, causando raspaduras y daños.

Asegúrate de cerrarlas antes de poner a lavar la ropa y de prestar atención cuando
las guardes.

11. Evita el roce: Si realizas ejercicios en máquinas de gimnasio, ten cuidado con
las superficies rugosas, pues el roce constante con estas superficies puede
desgarrar los tejidos de tus prendas.

12. Elimina las manchas: Si tienes una mancha persistente en tu ropa deportiva, no
uses productos químicos fuertes. Mejor, empapa la mancha en agua fría con un
poco de detergente y frota suavemente antes de lavarla.

13. Mantén tus uñas a raya: Tus uñas largas pueden engancharse en los tejidos y
causar daños. Asegúrate de mantener tus uñas cortas para evitar desgarros
accidentales.

14. Guárdala adecuadamente: Cuando no estés usando tu ropa deportiva, guárdala
en un lugar fresco y seco. Evita dejarla en una bolsa de deporte húmeda o en un
espacio oscuro y húmedo, ya que esto puede propiciar la proliferación de bacterias y moho.

15. Rotación de prendas: Si tienes varias piezas de ropa deportiva, rota su uso. Esto ayudará a que cada prenda descanse y se recupere entre entrenamientos,
prolongando su vida útil.

Siguiendo estos consejos, prolongarás la vida útil de tu ropa deportiva de alto
rendimiento y te asegurarás de que siempre luzca como nueva. Recuerda que la
inversión en ropa deportiva de calidad merece la pena, y mantenerla
adecuadamente es clave para aprovechar al máximo tu inversión.

24 octubre 2023 — Valeria Rico Vázquez